fbpx
Ratsro Lab Banner

Rastro Live – Descubre la musica electronica en Madrid

Música electrónica, fiestas, streamings y noticias desde el Rastro de Madrid.

Música como medio de seducción

Música, endorfinas y sexo. Está claro que las notas musicales pueden ayudarnos a la hora de seducir a nuestro crush, pero, ¿a qué se debe todo esto?. 

Todos sabemos que la música existe, al igual que el sexo, hace muchísimos millones de años. Se sabe que los instrumentos más antiguos de los que tenemos conocimiento,  son flautas hechas con huesos huecos de animales, así que está claro que los seres humanos hacemos música, pero ¿por qué?, ¿qué tiene que ver el sexo en todo esto?. 

Según Darwin, sí sí el mismo de la teoría de la evolución, las notas musicales y el ritmo están hechas con el propósito de seducir a nuestro ligue y es que en esto Mr. Darwin también tenía razón…

Ya en el antiguo Egipto, encontramos dibujos en los que aparecen prostitutas tocando la lira incluso mientras están follando.

Curioso, ¿verdad?

¿Qué efectos tiene la música en nuestro cuerpo?

La música tiene la capacidad de provocar diferentes sensaciones en nosotros, desde la euforia de coger el coche y escapar lo más lejos posible a 200 km/h  al escuchar “Highway to hell” hasta meterte en la cama a comer helado envuelto/a en lágrimas recordando los mejores momentos junto a tu ex al sonar de fondo “Creep” de Radiohead.

Cuando hablamos de sexo no vamos muy desencaminados, a todos, ya sea porque la industria del cine nos lo ha hecho creer así, nos suele ocurrir que relacionamos cierta música o ciertos sonidos a la práctica sexual. 

Y es que amigos, lo que está claro es que la música es pasión y puede llegar a tocarnos hasta el último nervio de nuestro cuerpo.

Música como herramienta de seducción 

Cuando nos sentimos seducidos por alguien es porque esa persona nos transmite atracción, porque hay algo que nos llama la atención en él/ella, ese “je ne sais quoi” que nos hace mojarnos, por dentro y por fuera, y nos hace sentir muy pero que muy bien cuando estamos a su lado. 

El ritmo provoca en nosotros, algo parecido a las endorfinas que nacen en nuestro body al conocer a ese alguien especial. Hace que el cuerpo empiece a contonearse y exhibirse por sí solo, ayudando de esta forma a aumentar nuestro autoestima, consiguiendo una mejor actitud a la hora de conocer a alguien.

Es por ello que, si utilizamos la música como medio de seducción, tenemos muchas más oportunidades de lograr la atención que deseamos por parte de nuestro crush en mucho menos tiempo. De hecho no es casualidad que en los bares, garitos y discotecas, lugares por excelencia para el ligoteo, no solo haya alcohol, sino también musicote del bueno.

Cuándo tu crush te hace caso

Música para mejorar en la cama  

“Llevas el ritmo en la sangre” canta Novedades Carminha a todo trapo y eso es una verdad como un templo de grande. Todos nosotros, mejor o peor, tenemos ritmo a la hora de movernos y hacerlo mientras follamos no es tan diferente a hacerlo en la pista de baile.

Hay canciones que parecen pensadas para pasar un buen rato en la cama, y que incluso parece que estén marcándonos el ritmo en los movimientos durante la penetración.

Es por ello que la utilización de la música a la hora de tener sexo con alguien es clave si necesitas “ayuda” para realizar unos meneitos dignos de cualquier “bailarin/a”.

Total, la música complementa al sexo antes, durante y después. Es una forma de llamar la atención de tu próximo amante, cortar el hielo y sentiros bien una vez que empezáis a tocaros, lameros y moveros.

Y es que, la música amansa a las fieras, pero ¡ojo! que también las provoca, las incita y las pone muy a tono. ¡Qué canteo! ¿verdad?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: